¿Quieres descubrir los detalles de cada etapa del Camino Lebaniego?

El Camino Lebaniego, también conocido como Camino Lebaniego Cántabro, es una ramal del Camino de Santiago de la Costa, que se inicia en San Vicente de la Barquera y permite a los peregrinos recorrer 70 km de paisajes maravillosos. Se inicia en las costas del Cantábrico y finaliza en Santo Toribio, situado en los Picos de Europa.

Camino Lebaniego
Camino Lebaniego

Éste camino fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2015. Desde entonces, la gran afluencia de peregrinos que lo han recorrido y sus maravillosos paisajes han hecho que sea un destino único.

Disfrutar de la primera etapa son un total de 28 km, desde San Vicente de la Barquera a Cades, pueblo perteneciente al municipio de Herrerías.

Después de haber podido disfrutar de la esencia de la villa marinera y dormido en el Albergue de San Vicente, emprendemos nuestra marcha hacia Cades.

Es muy importante recordar que si queréis abasteceros de víveres o tener dinero en efectivo (esencial para el camino), será antes de salir de la villa, ya que posteriormente los servicios son escasos.

No se nos puede olvidar coger la credencial en la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, que en el interior se encuentra una de las mejores piezas de arte funerario español renacentista.

Iglesia Santa María de los Ángeles

Las vistas nada más empezar el Camino son espectaculares, ya que se ve la ría en todo su esplendor y el Naranjo de Bulnes en los Picos de Europa.

Salimos por San Vicente de la Barquera subiendo por la calzada, para alcanzar el próximo pueblo. Nos encontramos en una carretera muy secundaria que atraviesa la parte alta del pueblo marinero. El verde ya nos rodea, cruzaremos un puente superior para darnos paso a La Acebosa. Desde aquí, podemos ir por la carretera hacia el siguiente pueblo, o bien coger una variante (un pelín más larga) que os la evita y salir a el Hortigal, pueblo donde encontramos un bar.

Nuestro camino prosigue y nos lleva hasta Estrada, donde encontramos una Torre Medieval de estilo gótico y nos da paso a Serdio.

El pueblo de Serdio tiene Albergue de peregrinos (actualmente cerrado), alojamientos privados y bar en el que hacer una paradita y comerse un pincho de tortilla que está de rechupete.

El Camino Lebaniego sigue por una bella pista de montaña que conduce a Muñorrodero, punto en el que se separan los Caminos de Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana. Hasta este momento, hemos estado siguiente tanto las flechas rojas como las amarillas. Las nuestras son las rojas.

Flechas Camino Lebaniego y Camino del Norte

Este punto es el único de toda la primera etapa que puede causar confusión, así que… seguimos las flechas rojas y cruzamos el pueblo de Muñorrodero.

En éste punto, encontramos un bar y alojamientos privados. Es muy importante cargar alguna provisión en éste punto, ya que siguiendo el Camino Oficial, no hay más servicios hasta llegar al Albergue de Cades.

La Senda Fluvial del Nansa comienza en Muñorrodero, y su primera parte termina en Camijanes. Éste primer tramo discurre por la ribera del río Nansa, donde su flora os dejará eclipsados y la fauna os acompañará en vuestro camino. Tiene una longitud de unos 8 km, en los que encontraréis pasarelas de madera, cotos de pesca y refugios de pescadores. Unos 30 minutos antes de finalizar la Senda , os encontraréis una cascada natural, llamada la zona de la Central eléctrica. Este es el lugar idóneo para pararse a comer el bocadillo y tomar algo fresco en la cabaña de Javier.

Cascada Senda Fluvial del Nansa
Cascada Senda Fluvial del Nansa

Si proseguís, saldréis a una carretera/pista que a mano izquierda os llevaría al pueblo en sí de Camijanes (actualmente sin bar), y a mano derecha, siguiendo las flechas, hacia un puentecito que cruza el río y os lleva a una fuente del Solaz de los Cerezos (Complejo turístico).

Una vez que carguéis agua tenéis la opción de seguir por el camino oficial que sube por la carretera hasta el pueblo de Cabanzón, o coger una variante que va de nuevo por la ribera del río Nansa.

Senda Fluvial del Nansa
Senda Fluvial del Nansa

La segunda opción es bastante más corta y evitáis subir una cuesta bastante larga. Por el camino oficial tampoco encontraríais más servicios.

Si vais por el camino oficial, encontraréis en Cabanzón una torre medieval, un vestigio feudal parte de un sistema defensivo de la zona de influencia de San Vicente de la Barquera. Cuando crucéis Cabanzón, tenéis la opción de subir a Otero o bien continuar por la carretera que habréis cogido y llegar a Cades.

Hacemos fin de etapa en Cades, donde encontraréis el albergue municipal de Cades. Actualmente para alojarse hay que haber llamado previamente o bien haber avisado cuando hayáis visto el anuncio de aviso colgado al principio de la Senda fluvial del Nansa en Muñorrodero.

En el albergue de Cades se ofrece cena y desayuno, y es posible que si te surge alguna necesidad más te puedan abastecer.

Encontrareis la Ferrería de Cades, donde hacen visita guiada (muy recomendable, hay que tener reserva) y explican como se captaba agua a 1000 metros de altitud para transportarlo por un canal y mover así además de la ferrería dos molinos harineros.

Albergue de Cades
Albergue de Cades

Esta etapa tiene una distancia de 18 kilómetros.

Nos encontramos en el Albergue de Cades y para iniciar nuestro camino, bordeamos el albergue y nos dirigimos hacia la Ferrería de Cades. Ahí vemos la flecha roja que nos indica que cojamos la carretera a mano derecha para dirigirnos hacia el pueblo de la Fuente.

Cades - La Fuente
Cades – La Fuente

Ésta carretera no tiene arcén, pero hay señales de «atención peregrinos» cada poquito. La flora a lado y lado de ésta, os acompañará hasta Sobrelapeña, punto en el que llevaréis caminados 7 km y os podéis desviar a Quintanilla, donde encontraréis una tienda y un bar. En principio abre todos los días sobre las 9:30 horas de la mañana.

EL desvío es de 1 km aproximadamente de ida, y otro de vuelta. Se puede hacer tanto así, deshaciendo el camino. o bien desde Quintanilla en forma de V volver a coger la carretera para llegar hasta el pueblo de La Fuente.

La Fuente se encuentra en el km 10 de vuestra etapa. En éste primer tramo, habréis ido llaneando, ya que desde Cades que se encuentra a 90 metros de altitud, a La Fuente que está a 300 metros de altitud. Nada más entrar, veréis a mano izquierda La Iglesia de Santa Juliana, una de las joyas del arte Románico, declarada Bien de Interés Cultural. Ésta data de finales del siglo XII y principios del siglo XIII, románica con influencias del protogótico como los arcos apuntados.

A tan solo 50 metros de la iglesia encontraréis una flecha que os indica que empecéis a subir al siguiente pueblo, Burió, a 1,3 km de éste.

Iglesia Sta. Juliana- La Fuente
Iglesia Sta. Juliana- La Fuente

Tanto en La Fuente como en Burió, podéis cargar agua. El albergue de la Fuente actualmente se encuentra cerrado.

Una vez pasado Burió, que es muy pequeñito, empezareis a subir una pista de hormigón aproximadamente durante una hora con pequeños tramos de desniveles y llanos alternados hasta Coronar el Collado de Hoz.

Desde el pueblo de la Fuente que se encuentra a 300 metros de altitud hasta el Collado de Hoz, que se encuentra a 654 metros, habréis subido un un tramo de 5 km y medio unos 400 metros de desnivel. La subida es dura, pro una vez arriba, las vistas del Valle de la Masón son espectaculares.

Camino Lebaniego
Camino Lebaniego

Desde éste punto, empezaréis a bajar una pista de 3 km por tierra, que será la primera que piséis para llegar a Cicera y quedaros a 400 metros de altitud.

En Cicera encontraréis el albergue de peregrinos, en el cual no hay servicio de comidas porque hay bar y un complejo turístico llamado El Molino de Cicera.

Un plan genial para la tarde en Cicera, es visitar el Mirador de Santa Catalina. Se encuentra aproximadamente a 5 km entre ida y vuelta. El primer kilómetro y medio es la propia salida del pueblo que os sitúa en la subida al mirador.

Mirador Santa Catalina, el Musgoso
Mirador Santa Catalina, el Musgoso

La subida al mirador es un sendero idílico en el que para dar más interés, han recreado figuras de mitología cántabra. Al finalizarlo, hay una balconada impresionante que os presenta las vistas a Picos de Europa y parte del Desfiladero de la Hermida. En definitiva, la etapa Cades – Cicera os encantará.

Mirador Santa Catalina
Mirador Santa Catalina

Iniciamos el día desde Cicera y buscamos nuestra primera flecha, que nos lleva a la Canal de Francos, un sendero de robles y hayas milenarias que os dejará atónitos con su belleza. El sendero es subida y tiene aproximadamente 1.5 horas de duración a un ritmo normal. Una vez lo finalicéis, iréis por una pista en bajada hasta Lebeña. Hasta éste punto habréis recorrido aproximadamente unos 9.6 kilómetros.

Canal de Francos en Otoño
Canal de Francos en Otoño

Entramos a Lebeña y nos encontramos a Santa María de Lebeña,  una de las Joyas del Arte prerrománico español. Se puede hacer visita guiada, muy recomendable.

St.a María de Lebeña
St.a María de Lebeña

Desde Lebeña, tendremos que cruzar el desfiladero de la Hermida y caminar aproximadamente unos 200 metros para llegar al pueblo de Allende. Para llegar hasta Cabañes, iremos por el camino indicado con la flecha roja. Es una pista de subida dura, pero cuando lleguéis a Cabañes encontraréis vuestra recompensa con las vistas como regalo.

La segunda opción es coger el camino de izquierda en Allende, tanto para ir a Cabañes como para ir a Prendes, ya que en su mitad tiene una bifurcación que os permite ambas opciones.

Lugares con magia - Camino Lebaniego
Lugares con magia – Camino Lebaniego

Este camino tiene menos desnivel de subida, va al lado del río y es más bonito que el oficial.

Si no queréis subir a Cabañes, una vez encontréis la bifurcación tendréis a ir de nuevo a mano izquierda que os lleva directamente al Habalorio con sus castaños milenarios y de ahí, llegaréis a Pendes, donde podréis visitar la quesería.

Cogemos fuerza para descender hasta la ermita de San Francisco.

Pueblos Camino Lebaniego
Pueblos Camino Lebaniego

Este camino nos conduce a Tama. En Tama destaca su Iglesia con restos románicos. Tras visitarla, merece la pena retroceder 1500 m en el camino para visitar el centro de interpretación de los Picos de Europa y encontrar en el camino dos bares-restaurantes. A la vuelta hacia Potes podemos evitar la carretera cogiendo el camino de Campañana, un paseo paralelo que termina en centro de la villa con toda su arquitectura.

Si queréis dormir en el albergue de Potes,  está gestionado por el centro de estudios lebaniegos, donde está la llave, que lo encontraréis en la antigua iglesia gótica de San Vicente. El albergue está en un lugar privilegiado, desde el que se puede ver la impresionante torre del Infantado, el edificio más simbólico de Potes y de los más destacados de Cantabria, formando una preciosa estampa con los Picos de Europa de fondo.

Vistas Camino Lebaniego
Vistas Camino Lebaniego

Desde Potes partimos hacia el monasterio de Santo Toribio (4.2 km) para por fin venerar el Lignun Crucis. El monasterio es del s. XIII y s. XVIII, de estilo gótico clásico y barroco. Alberga la puerta del perdón, del s.XV que el Vaticano abre cada año Santo Lebaniego, es decir, cada año que el 16 de abril coincide con domingo, día del aniversario del monje Santo Toribio, personaje histórico y conocido por traer el Lignum Crucis a Liébana, reliquia que es considera el resto más grande de la cruz de Cristo.

Peregrino hacia Santo Toribio
Peregrino hacia Santo Toribio

El monasterio ofrece una misa todos los días a las 12 de la mañana y os proporcionarán vuestra Credencial Lebaniega conforme habéis hecho el camino, y Santo Toribio os da su perdón a vuestros pecados.

Lebaniega en Santo Toribio de Liébana
Lebaniega en Santo Toribio de Liébana

En Santo Toribio, final del Camino Lebaniego, hay un albergue para grupos de peregrinos. Y es punto de inicio hacia la ruta Vadiniense que lleva al Camino Francés hacia Santiago de Compostela.